Control y eliminación de organismos patógenos, especialmente los virus y las bacterias. La desinfección es importante para la prevención de enfermedades infecciosas.

La desinfección de ambientes debe efectuarse en aquellos lugares en donde se sospeche la presencia de microorganismos patógenos en cantidades significativas.